¿Cómo puedo cuidar mi pierna después de una trombosis?

Eva Olaso
Eva Olaso

Hematóloga

Después de una trombosis en una pierna, con cierta frecuencia puedes tener que enfrentarte a secuelas a lo que se llama Síndrome postrombótico, que pueden  aparecer a las semanas o meses de la trombosis.

¿Cómo se produce el Síndrome postrombótico?

Cuando el trombo no se reabsorbe bien y a un ritmo adecuado, la pared de la vena queda dañada y se vuelve incompetente, pierde la capacidad de luchar contra la gravedad y  el retorno de la sangre al corazón no es el adecuado,  la sangre se acumula en las piernas, las venas se dilatan, los tejidos se oxigenan peor, la sangre va buscando rutas alternativas (formándose venas alternativas, circulación colateral), todo esto hace que persista hinchazón, molestias locales como pesadez, la piel cambia de color y poco a poco se va oscureciendo y si se forman heridas de  cicatrización  muy lenta.

El coágulo si no se reabsorbe daña la pared de la vena, lo que impide su normal funcionamiento que da lugar al síndrome postrombótico

Los síntomas que puedes percibir son:

  • Una sensación de pesadez en la pierna.
  • Picazón, cosquilleo o calambres en la pierna.
  • Dolor en la pierna que es peor al estar de pie, mejora después de haber descansado o haber puesto la pierna en alto.
  • Inflamación de la pierna.
  • Oscurecimiento o enrojecimiento de la piel de la pierna.

Inflamación de la pierna

Hay unos factores o circunstancias que  aumentan las probabilidades de que se de este síndrome postrombótico. Por ejemplo:

  • Tener mucho sobrepeso
  • Tener una trombosis venosa profunda que causa síntomas
  • Tener una trombosis por encima de la rodilla en lugar de por debajo
  • Tener más de una trombosis venosa profunda
  • No tomar los anticoagulantes después de su trombosis venosa profunda

¿Cómo prevenir  el Síndrome postrombótico?

Medidas sencillas que puedes hacer:

1.Desde el principio, día 0 del diagnóstico, no estar quieto parado, prohibido para tí hacer colas ( en el cine,banco,etc.), cuando estés sentado, fuera piernas colgando, que estén siempre elevadas allá donde estés oficina, cine, restaurante pide siempre algo un  taburete, una caja alta con lo que puedas mantener la elevación de la pierna.

2.Utiliza medias de compresión, si ya se que son incómodas y molestas, pero son buenísimas, hacen el trabajo que tus venas no pueden hacer, también desde el minuto “0”, con que las lleves hasta la pantorrilla es suficiente y te hará que sea más fácil que las uses.

Por lo menos lo recomendable es que las lleves hasta  pasados 2 años de la trombosis, pero mi recomendación es que las lleves siempre, tus venas lo agradecerán.

3.Hacer ejercicio como caminar, andar por la orilla del agua cuando tengas ocasión sumado a tu ejercicio habitual ayuda a favorecer el retorno venoso.

4.Ten presente evitar el sedentarismo, el permanecer sentado mucho tiempo por largos períodos es infame para el buen retorno venoso, a la sangre le cuesta más vencer a la gravedad y se estanca produciendo hinchazón y sobrepresión en las paredes de la vena que se dilatan y así se establece un círculo vicioso.

Esto mismo ocurre cuando pasas mucho tiempo sentado en viajes superiores a 4-6 h.

¿Qué es lo que tú puedes hacer? Lo que tú puedes hacer es levantarte y caminar cada 2-3 horas.

Mientras está sentado puedes hacer ejercicios con los pies como levantar y bajar puntas, talones alternativamente , giros con los tobillos , contracciones con los gemelos.

5.Mantener una buena hidratación de la piel, puedes utilizar cualquier crema hidratante, lo importante es aplicarla diariamente, un buen producto hidratante y calmante es una combinación de agua de rosas y glicerina al 50%.

6.Te ayudará adoptar medidas generales saludables si no las haces, y evitar tóxicos como alcohol y tabaco.

7. Evita el sobrepeso, llevando una dieta saludable, pobre en grasas, rica en frutas y verduras y que contenga todos los grupos de alimentos (cereales, lácteos, proteínas vegetales y animales disminuyendo el consumo de carnes rojas y embutidos)

En resumen:

  1. Utiliza medias de compresión
  2. Camina, haz ejercicio, no te quedes parado@
  3. Hidrata tu piel
  4. Mantén tu peso con una dieta saludable.
  5. No fumes

Eva Olaso
Eva Olaso

Soy Médico, especialista en Hematología.
De toda mi carrera profesional llevo al menos 20 años tratando personas anticoaguladas.
Entre otras sociedades, pertenezco a la Sociedad española de Trombosis y Hemostasia.

Compártelo
Buscar

Suscíbete para recibir consejos y noticias sobre atención médica

Atención Personalizada
Ofrecezo a los pacientes la posibilidad de recibir atención online, para guiarte y ayudarte con el tratamiento.
Categorías
Post Recientes